La Universidad de la Vida Bi da to Be


En este sitio: Eljuicioa.Com En todo Internet

  

TESIS DE ACCESO

II

CUERPO TEÓRICO

2

Sumario de la Defensa

12. Sesión 14ª

La Carta de Navegación Estelar

0
INTRODUCCIÓN

    Através de este documento comprobarás que la Carta de Navegación Estelar es el mapa celeste de un viaje, el viaje de la Conciencia. Porque en realidad es una carta de navegación de la Conciencia o Verbo, a la que se ha llamado parcialmente de muchas formas, carta astral, carta natal, horóscopo...etc, que sirve para conocer los tiempos en que vives y orientarte en la vida. Y es también un modo de invitarte a que comiences a responder a la primera de las tres interrogantes fundamentales: ¿De dónde vengo? Pregunta que te retrotrae en espacio y tiempo al origen mismo de tu existencia que no es sino una consecuencia del origen del Universo o punto cero.

         Por eso vas a retroceder en el espacio y en el tiempo para situarte en unas coordenadas que te permitan observar el lugar físico que ocupas actualmente dentro de él, y recordar después las etapas fundamentales de tu evolución a través de las distintas concepciones, mitológicas, religiosas y científicas que de este evento se han hecho los hombres a través de la historia. Más adelante, podrás comprobar que el punto de vista desde el espacio exterior está invertido respecto al que se tiene sobre los mismos fenómenos desde la Tierra, por eso es necesario ponerse en órbita y contrastar ambos enfoques. Y lo mismo hay que hacer respecto a la búsqueda de uno mismo.

         Como el primer sistema de conocimientos a cerca de estos temas se constituyó en la Astrología antigua, vas a investigar lo que hay de cierto en todo ello, tratando de integrar los tres lenguajes anteriormente mencionados (Mitológico, religioso y científico) que se derivan del Verbo primigenio, para extraer las ideas más fundamentales y de valor para tí. Recuerda que los medios tecnológicos con los que cuentas hoy, como es el mismo Internet, te van a posibilitar realizar ese trabajo que a la humanidad le ha costado todos estos miles de años de evolución, en un periodo de tiempo comparativamente insignificante. Porque al navegar por el ciberespacio se están alcanzando velocidades ya próximas a las de la luz, donde las barreras del espacio y el tiempo tienden prácticamente a desaparecer, a concentrarse en un punto energético instantáneo, algo semejante a la Teoría del Big-Bang, que como descubrirás a través del viaje es la misma Consciencia Universal «Yo soy» de tu existencia. Porque, la toma de conciencia, consiste esencialmente en eso, en un ‘darse cuenta instantáneo de la existencia de algo’.

         Además, la ley Universal de la Conciencia dicta que cada acción tiene su reacción, que la conciencia o luz, nace de la inconciencia u oscuridad; es la misma manifestación del universo. Y según esta ley podemos diferenciar dos formas de entender y aplicar el concimiento de los astros:

1
LA CIENCIA DE LOS ASTROS

         Vamos a empezar por diferenciar los dos modos de aproximación al estudio del cielo que suscitan no pocas controversias entre los seguidores de uno u otro para, demostrar que ambos puntos de vista son partes de esa unidad original inseparable que se llama Conciencia Universal (Universo) y se muestran fusionadas en la Carta de Navegación Estelar:

1.1. ASTROLOGÍA Y ASTRONOMÍA

         La astrología, como ya indica su propio sufijo logos 'argumento', es un compendio de conocimientos sobre el cielo de origen tan antiguo como el hombre mismo, que describe sus posición y razón de ser en relación a los astros. Dicho conocimiento fue traído por argonautas del espacio que colonizarón el planeta tierra y crearon la raza humana a su imagen y semejanza (ADN), dejando a su descendencia este saber que se reparte en los tres lenguajes más carácterísticos: el mitológico (de los dioses, que es como se llamó a dichos argonautas); el religioso (de los sacerdotes) y lenguaje de los hombres; además de numerosos gravados y construcciones en piedra que indican el origen extraterrestre de dicho saber. De ahí el axioma alquímico «como es arriba es abajo»,«...“...10...hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo...”...» (Mt. 6, 9-13), y todo el bagaje de cuentos, mitologías e imágenes antropomorfas asociadas a los astros para explicar sus evoluciones en relación al hombre mismo.

         La Astronomía no es sino la hija de la primera que sirviéndose de la tecnología, instrumentos de observación y las primeras salidas espaciales, ha podido ir midiendo y comprobando la veracidad de muchos de los argumentos que recibió de la Astrología para dotarle de entidad ciéntifica, e ir pasando a sí progresivamente desde su punto de vista espacial geocéntrico u egocénntrico del universo tal como se ve desde la Tierra imaginada como centro, con el sol y los planetas del sistema girando alrededor, a otro heliocéntrico donde el sol, símbolo de la conciencia, recupera su reinado.

sistema solar

De igual modo vamos pasando de una concepción del tiempo lineal, sujeta al calendario, y según las divisiones normalizadas (horas, meses y años) a otra cíclica, por incluir el número 0 o caos original en el incio y fin de cada ciclo, donde el hombre tomará conciencia de que lo que ahora es, ya fue antes y volverá a ser después.

         Por último, empezamos a darnos cuenta de que dichos ciclos están unidos inextricablemente a la evolución de la psique humana y explican el despertar de la conciencia «yo soy», con la que la persona deja de ser un mero ente aislado sujeto a los caprichos del destino, para saberse uno con él y vivir en armonía libre y corresponsable. De este modo sabrá leer tanto las tendencias inconscientes de su sique o inconciencia, conferidas como piloto automático por su mapa astral natal, como los designios universales de la conciencia «yo soy» que regirán su vida plasmados en la Carta de Navegación Estelar, que es el medidor de dichos ciclos.

1.2. LA CARTA DE NAVEGACIÓN ESTELAR

         Es el instrumento de navegación de la conciencia, resultante de la fusión entre la Astrología milenaria y la Astronomía moderna, constituido por un mapa, reloj y brújula cósmicos, que marca el fin de un ciclo o noche de los tiempos y el inicio de un amanecer o despertar de la conciencia.

         1.2.1. Mapa zodiacal: Como mapa del zodíaco, prioriza el enfoque desde fuera, tratando de abarcar los límites del espacio exterior. Así el Sol pasa a ocupar el centro de su Sistema como símbolo de conciencia o luz, mientras los planetas, y con ellos la Tierra y su satélite Luna, símbolo de la inconciencia u oscuridad, giran a su alrededor, describiendo órbitas a través de las 12 constelaciones zodiacales que configuran dicho mapa. Dicho mapa consta por tanto de las dos visiones, geocentrica y heliócenrica, representadas por sendas ruedas zodiacales donde la segunda, desde el exterior, contiene a la primera. La disposición de los signos entre ambas está invertida según los cuatro puntos cardinales, como si una fuese el reflejo en un espejo de la otra. Así, mientras en la visión heiocéntrica, es la Tierra quien se mueve en el sentido del reloj por todo el cinturón zodiacal; la visión geocentrica contempla un movimiento ilusorio del Sol respecto a la Tierra. Ello explica tambien porque se ha dado en llamar Maya a la conciencia de la ilusión mental, y es uno de los fundamentos de la misma Teoría de la relatividad de Einstein.

         1.2.2. Reloj Cósmico: Como reloj cósmico curva el tiempo lineal medido desde la Tierra como lo hace en menor escala, un reloj circular terrestre, hasta darle un cariz cíclico que lo incrementa en función del basto espacio cosmico. De este modo un ciclo completo o macrociclo del Sol dentro del zodíaco, día o noche completa de la conciencia de 12 horas, es equiparable a 25. 960 años repartidos en 12 eras de 2.160 años, que miden el tiempo de paso del sol por cada uno de las 12 constelaciones del Zodíaco; los mesociclos anuales de 12 meses en la Tierra equivaldrían a los minutos de dicho reloj, y quedarían los segundos para los microciclos Lunares de 28 días.

         Además, contempla diferentes tipos de medición dependiendo de los tres movimientos principales de la tierra: Rotación sobre su eje para los microciclos;Traslación alrededor del Sol para los mesociclos; y Precesión, de sentido inverso a los anteriores, para los macrociclos o eras, que explicaremos con detalle en el capítulo siguiente.

         1.2.3. Brújula de Conciencia: Como Brújula de la conciencia, señala un rumbo inalterable y eterno que el navegante deberá seguir en todo momento, a partir de la localización o toma de conciencia de su posición exacta en el mapa durnate el presente. Para obtener dicho rumbo eterno situamos primero el mapa interior geocéntrico haciendo coincidr el punto cardinal Norte con la constelación de Capricornio, que marca el Norte aparente de la Eclíptica o solsticio de invierno, según la disposición convenional descrita en la Biblia (Num. 2, 25) y utilizada también por los astrólogos. Después giramos la rueda zodiacal períférica 90º, haciendo coincidir la constelación nº 12 de Piscis con las 12 horas de la esfera del reloj terrestre para indicar la posición del Sol en el cénit de la boveda celeste, como hacen los marinos. Por último ajustamos los dos mapas haciendo coincidir el Norte celeste con el cénit y observamos la correspondencia en la disposición de los signos de ambos mapas, comprobando que los dos únicos que coinciden son los diamentralmente opuestos de Leo (150º Sur-Este) y Acuario.(330º Nor-0este).

         Ello demuestra que el rumbo eterno de conciencia esta trazado por ambas cosntelaciones, desde Leo, indicador del paso de la Tierra por la constelación de los maestros, a Acuario, que es la de los alquimistas como se muestra en la imagen. De ahí el tan traído y llevado mito de la Era de Acuario, cuyo significado está precisamente en el eterno retorno de la conciencia a las coordenadas anteriores, donde el Sol observado desde la Tierra situada frente a la constelación o signo de Leo, amanecerá y permanecerá durante toda una era frente a la constelación de Acuario, símbolo del despertar de la conciencia en el planeta.

         Como podemos ver en la imagen del la CNE obtenida con el programa de astronomía stellarium, que explicaremos con detalle en el capítulo siguiente, en el momento de actualizar esta carta, año 2017, la posición real de la nave Tierra ségun el retroceso debido a la precesión, presenta el punto vernal del equinoccio de primavera en los 2º 10' 50" de Virgo, mientras la posición aparente del Sol en el lado opuesto del mapa zodiacal es en los mismos 2º 10' 50" pero de la constelación de Piscis. En que capítulo siguiente veremos como se calcula dicha posición.

equinoccio del 2010

2
FUSION DE CIENCIA Y RELIGION EN LA CNE

         Y aunque muchos han negado la posibilidad de un encuentro entre ciencia y religión, es tiempo de que lo oculto salga a la luz mediante la fusión entre los lenguajes científico y religioso, para acceder a esa verdad con mayúsculas que es la Consciencia Universal o Inteligencia Universal Consciente, mediante la misma ciencia, que terminará por explicar las sentencias religiosas. Por eso para comprender la CNE, y las posiciones de navegación obtenidas en ella según coordenadas espacio-temporales, es preciso entender algunos conceptos fundamentales de la ciencia de los astros que explican la relación entre la mecánica celeste del reloj cósmico con las 4 fases del proceso creativo en la mente humana a través del descifrado de la criptografía bíblica. Pues como iremos comprbando la causa de las desavenencias entre ciencia y religión radican en sus diferentes lenguajes para explicar la misma realidad, que desaparecen al fusionar dichos lenguajes con el Lenguaje Universal de la Consciencia que está en la raíz de ambos y cifrado en el texto Bíblico, como lo demuestra esta tesis. Por eso estaba ya escrito:

          «...“...22 Porque nada hay oculto que no sea descubierto, y nada secreto que no sea puesto en claro...”...» (Mc. 4, 22)

2.1. LA MECÁNICA CELESTE y LA CREATIVIDAD

         Nuestro planeta Tierra recorre el espacio alrededor del Sol, cual si fuera una nave, en una órbita que dura aproximadamente 365 días, un año. Dicha órbita no es circular sino elíptica, debido a la inclinación de los polos y se conoce con el nombre de eclíptica. La eclíptica es por tanto la trayectoria anual de la Tierra alrededor del Sol y está constituida por las doce constelaciones que atraviesa, una por mes, en lo que se conoce como cinturón del Zodiaco. La otra consecuencia de esta inclinación son las estaciones anuales según sea la situación de la Tierra en la eclíptica.

         Así, la estación del año en que los rayos del sol inciden perpendiculares al ecuador de la Tierra, esto es, a partir de que el ecuador celeste que es una proyección del terrestre corta a la eclíptica en el llamado punto vernal, tenemos el comienzo de la Primavera, o equinoccio de primavera que en el calendario corresponde al 21-22 de Marzo; luego vendrá la siguiente estación, el verano, cuando el sol se encuentra en el punto más alto de la eclíptica enviando sus rayos perpendiculares al hemisferio Norte de la Tierra o Solsticio de Verano (21-22- Junio); después tenemos el equinoccio de Otoño (21-22 Septiembre); y por último el Solsticio de Invierno (21-22 Diciembre).

         Sin embargo aunque esta trayectoria de la Tierra permanece siempre constante la inclinación de los polos experimenta una ligera variación anual, que se traduce en la consiguiente alteración o retroceso del punto vernal u equinoccial y la referencia zodiacal que sirve para el cálculo de los macrociclos o eras. Para efectuar este ajuste a gran escala referente a los milenios, es preciso realizar así mismo otros ajustes menores en relación al tamaño de los diferentes ciclos temporales que contiene dicho macrociclo, como son: los siglos, los peridos de paso del Cometa Halley, los años de realización, y los meses de inicio del Año Zodiacal. En todos ellos hay una constante insoslayable para que la medición sea lo más aproximada y es el punto cero de partida, que como la misma ciencia a demostrado es la primera fase de proceso creativo de la mente humana alumbrada por la conciencia, y es el origen de todo descubrimiento científico.

         Curiosamente, de todas las medidas efectuadas por el hombre, todavía continúa sin considerar el cero la medición del tiempo, que se puede constatar claramente en el computo de los siglos y como comprobaremos, propicia la ilusión espacio-temporal de la mente o inconciencia por el desfase existente entre los acontecimientos celestes en tiempo real y el retraso de su percepción desde la Tierra. La causa principal está en los prejuicios religiosos respecto al texto Bíblico por desconocer su lenguaje universal encriptado que ha condicionado la evolución de la conciencia humana conforme a los avances de la ciencia. La explicación es que la primera fase o día es la fase 0 o caos, que en la narración bíblica no se cuenta como tal aunque su significado si está presente, porque el número cero se empleó a utilizar históricamente en occidente tras la invasión árabe y se propagó definitivamente su uso en el siglo XII. Hasta entonces el sistema de numeración era el romano y la mencionada medición del tiempo histórico se realizaba con estos números que carecían del cero. Como podemos comprobar en la narración de la creación del mundo, que es una explicación del proceso creatico en el mismo hombre, la primera fase es la de caos, que es sinónimo de cero:

         «...2 La tierra era soledad y caos y las tinieblas cubrían el abismo, pero el espíritu de Dios aleteaba en las aguas. 2 Dijo Dios: «Haya luz», y hubo luz. 3 Vio Dios que la luz estaba bien, y apartó Dios la luz de la oscuridad; 4 y llamó Dios a la luz «día», y a la oscuridad la llamó «noche». Y atardeció y amaneció: día primero...» (Gn. 1, 4); proceso creativo que culmina al completarse el día sexto, que es el comienzo del Séptimo día donde descansa. «...2y dio por concluida Dios en el séptimo día la labor que había hecho, y cesó en el día séptimo de toda la labor que hiciera» (Gn. 1, 4).

         Por lo tanto esos seis días de trabajo de creación se corresponden con siete fases creativas incluía la del cero, y el primer día incluye dos fases, que son el propio día cero, que no se suele contar el la medición convencional y el uno, que por eso mismo se cuenta como 2. El siguiente esquema puede ayudar a comprender mejor este argumente básico:

         [0....Fase y día....][1....Fase y día....][2....Fase y día....][3....Fase y día....][4....Fase y día....][5....Fase y día....][6....Fase y día ][7....Fase y día....]

         Para ajustar dicho punto vernal respecto al año en que se realiza o materializa, debemos considerar la 4 fases del proceso creativo en la mente humana, que equivalen a otros tantos períodos de 1 año, 12 meses o 365 díasdebemos; esto es, cuatro años que debemos retrasar respecto al año en cuestión, cuyos cálculos se explican en el capítulos siguiente sobre el ajuste del tiempo. La referencia bíblica a esas 4 fases de dicho proceso de creación es con la resurrección o despertar tras la muerte de Cristo, y no habla de 4 sino de 3 días; número 3 cuyo significado arcano es la ilusión o espejismo mental, Maya, hasta que se toma conciencia del día o año 0:

         «...18 “Mirad que subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los pontífices y los escribas; lo condenarán a muerte...19...pero a los tres días resucitará”....» (Mt. 20, 17-19).

La explicación es que la primera fase o día es la fase 0 o caos, que en la narración bíblica no se cuenta como tal, porque el número cero se empleó a utilizar históricamente en occidente tras la invasión árabe y se propagó definitivamente su uso en el siglo XII. Veamos esas 4 fases creativas en correspondencia con los últimos 4 años actuales:

         0. Fase de caos inicial (0.........1): Periodo de tiempo que va desde el inicio del año [2000 (2014)] hasta su final que da comienzo al año siguiente [2001 (2013)]. Se completa la realización la Fase 0 de caos del año 2003, Arcano 23, El labrador, primero de los 56 arcanos menores que representa el trabajo en la Tierra de encarnación de la Inteligencia Universal Cosnciente (Cristo) en aquell@s que la reciban., que da comienzo a la Fase 1 de Ideación.(Ideas)

         1. Día primero o Fase de Ideación (1.........2): Periodo tiempo que va desde el comienzo del año [2001 (2013)] hasta su final, que da comienzo al siguiente [2002 (2016)]. Se completa la Fase 1 de Ideación del año 2003, Arcano 23, El labrador, que da inicio a su Fase 2 de Elaboración o Imaginación (Imágenes).

         2. Día Segundo o Fase de Elaboración (2.........3): Periodo tiempo que va desde el comienzo del año [2002 (2016)] hasta su final, que da comienzo al 2003 (2017)]. Se completa la fase 2 de Elaboración del año 2003, Arcano 23, El labrador, que da inicio a su Fase 3 de Realización (experiencias).

         3. Día Tercero o Fase de Realización (3.........4): Periodo tiempo que va desde el comienzo del año [2003/2017] hasta su final, que da comienzo del siguiente [2004 (2018)]. Termina la Fase 3 de realización del año 2003, Arcano 23, El labrador, y se inicia la del año 2004, o Arcano 24, La Tejedora o Final de un Tiempo.

2.2. AJUSTE DE LA MEDICION DEL TIEMPO

         Como hemos podido comprobar, la consideración fundamental de ese punto cero de partida o fase cero, implica un ajuste de la medición del tiempo en la mecánica celeste, previa constatación de los errores de medición convencionales por dicha obviedad. Vamos a realizar dicha rectificación en función del tamaño de los periodos temporales, en orden decreciente y los fenómenos astronómicos a que dan lugar: La Eras y la precesión de los equinoccios, los milenios, los siglos, los años y el cometa Halley, los meses y el año zodiacal

         2.2.1. LAS ERAS SEGÚN LA PRECESIÓN DE LOS EQUINOCCIOS

         La precesión de los equinoccios es pues el retroceso espacio-temporal del punto vernal u equinoccial debido al cambio de orientación del eje terrestre en su movimiento de bamboleo (espiral). Este movimiento casi imperceptible en cortos períodos de tiempo, supone sin embargo un retroceso anual considerable de 50”, que aumenta a 1º en 72 años, 2º en 144, 28º en 2016, y 30º en 2.160 años (cifras todas ellas registradas en la Biblia como detallaremos después). Este último gran período de 2160 años es lo que se conoce como una Era, y equivales al sector de 30º ocupado por un signo Zodiacal en la CNE. Por lo tanto el ciclo de precesión completo de 12 eras o 360º, contabiliza 2.160 x 12 = 25.920 años.

Precesión de los Equinoccios

Por tanto, como la referencia zodiacal desde la tierra varía según la precesión, la correspondencia entre el equinoccio de primavera del año cero de nuestra era con los 0º de la constelación o signo de Aries ya no es tal. Por eso para el año oficial en curso 2017, el signo que abre el zodiaco no es el de Aries sino el de Piscis, ya que el punto vernal ha experimentado un retroceso de 27º 48' 55'', a los que hay que restar los errores añadidos por el hombre en su medición historica del tiempo. De este modo comprobaremos que existe un adelanto de 14 años en la fecha oficial 2017, que en realidad nos situaría en el año 2003, tal como se detalla en los datos de la imagen superior. Desfase al que alude la Biblia y anticipó Jesús, el acusado de este Juicio, en el Nuevo Testamento, dando a entender que todo lo escrito en él se refería a nuestro tiempo actual:

         «...54 “Cuando veis una nube levantarse al poniente decís enseguida: ‘Va a llover ’, y así es. 55 Y cuando sentís soplar el viento sur, decís: ‘Va a hacer calor’, y así es. 56 ¡Hipócritas! Sabéis apreciar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿y cómo no comprendéis el tiempo presente?”...» (Lc. 12, 54 - 56).

         «...22 “En aquellos días, si no se acortasen, nadie se salvaría, pero, en atención de los elegidos, aquellos días serán acortados.”...» (Mt. 24, 22).

         Referido a días divinos que en realidad son milenios, como especifica también el siguiente pasaje Bíblico:

         «...8 “Un día de Dios son como mil años, y “mil años como un día”....» (IIPe. 3, 8)

         Y las generaciones lunares de 2016, la última de las cuales hemos terminando y cuyo cálculo se explica más adelante:

         «...17 Así que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones....» (Mt. 1, 17).

         Por lo tanto la resurrección de Cristo cifrada en el tercer día, será en el año 3000 o tercer milenio, que se sitúa aproximadamente en la mitad de la era de Acuario, como puede verse en la CNE:

         «...18 “Mirad que subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los pontífices y los escribas; lo condenarán a muerte...19...pero a los tres días resucitará”....» (Mt. 20, 17-19).

         Seguidamente vamos a ir ajustando dicho desfase temporal por medio de la rectificando los mencionados errores, para poder situarnos en las coordenadas reales de espacio y tiempo que premiten explicar los aconteciomientos presentes y pasados, y predecir los futuros.

         2.2.2. LOS MILENIOS Y LAS PROFECIAS FALLIDAS

         Pero dicha resurrección en el tercer milenio, en plena era de Acuario, es la segunda resurrección como comprobaremos en el capítulo 20 del Apocalipsis referida al milenio. Antes hemos de pasar por la primera resurrección, con el inicio del segundo milenio, donde despertarán los elegidos para preparar la segunda, que empezó a realizarse en el año 2014. En este caso también se ha producido un error de adelanto en el cómputo de los milenios y por consiguiente en la interpretación de las profecías por obviar el milenio cero. y llamarse tercer milenio al año 2000 materializado, que es el inicio del segundo milenio, como muestra el siguiente esquema:

[Año 0....0 milenio....año 999] [Año 1000....1º milenio....año 1999] [Año 2000....2º milenio....2999] [Año 3000....2º milenio....]

Y la prueba concluyente de que es el segundo y no el tercero quien nos corresponde está en el número 2 seguido de ceros, que alude tanto a la vuelta o segunda venida de Cristo como Espíritu Santo o Hijo del hombre, que ya anunciara el acusado Jesús en su testamento, el Nuevo Testamento:

         «...37 “Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre.38 Porque como en los días que precedieron al diluvio, comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día en que entró Noé en el arca, 39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a todos, así será también la venida del Hijo del hombre. 40 Entonces, estarán dos en el campo: uno es tomado, el otro dejado; 41 dos mujeres moliendo en el molino: una es tomada, la otra dejada. 42 Velad, pues, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor...”....» (Mt. 24, 37-44).

Como a la primera resurrección en el Apocalipsis (Ap. 20):

         «...1 Luego vi a un Angel que bajaba del cielo y tenía en su mano la llave del Abismo y una gran cadena. 2 Dominó al Dragón, la Serpiente antigua - que es el Diablo y Satanás - y lo encadenó por mil años. 3 Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo.

         4 Luego vi unos tronos, y se sentaron en ellos, y se les dio el poder de juzgar; vi también las almas de los que fueron decapitados por el testimonio de Jesús y la Palabra de Dios, y a todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano; revivieron y reinaron con Cristo mil años.Las dosce constelaciones y doce tribus 5 Los demás muertos no revivieron hasta que se acabaron los mil años. Es la primera resurrección. 6 Dichoso y santo el que participa en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene poder sobre éstos, sino que serán Sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años. En aquellos días, si no se acortasen, nadie se salvaría, pero, en atención de los elegidos, aquellos días serán acortados.”...» (Ap. 20, 1-6)

         «...El último juicio. 12...y fueron abiertos los libros; y fue abierto otro libro, el libro de la vida...».(Ap. 20, 11-15:)

Y las profecías de Juan de Jerusalén (1042 - 1119) que describen con gran fidelidad los acontecimientos que ocurrirán a partir del año 2000 o segundo milenio, de las cuales mostramos la Profecía I por estar realizándose con la crisis económica actual:

         «Cuando empiece el año mil que sigue al año mil

         El oro estará en la sangre

         Los mandatarios serán cambistas y usureros

         Todas las ciudades serán Sodoma y Gomorra.»

         2.2.3. LOS SIGLOS Y EL ERROR DE MEDICION HISTÓRICO

          Por eso la otra prueba que ratifica las anteriores es el Arcano 20, que representa al siglo del mismo nombre o número XX, al igual que el significado oculto de dicho capítulo, según los libros que este menciona serán abiertos en dicho siglo: los El libro de la Vida tarot Egipcio donde se le llama Resurrección,y los dos libros subsidiarios, El libro de los Siete Sellos donde se le llama el Ciclo y el Libro del Mundo o Tarot de Marsella donde recibe el nombre de El Juicio.Veinte que hace referencia así mismo al siglo que iniciamos y que en el computo histórico convencional se vuelve a errar, adelantándose al XXI por obviarse el cero. Así, al período que abarca desde el nacimiento de Cristo hasta los 100 primeros años se le denomina equivocadamente Siglo I, cuando en realidad es el Siglo 0. El Siglo I empieza precisamente con el año 101 y se completa con el 200; y así sucesivamente hasta llegar al presente Siglo XX, que es la realización del año 2000. Por lo tanto todo el sistema de computación histórico esta adelantado en un siglo y ello se puede comprobar también con los significados de los 22 arcanos mayores del tarot, que hacen referencia a dichos siglos y capítulos del apocalipsis. En el esquema de la derecha se pueden observar el perido grande de una era, la Era de Piscis con los milenios y siglos en los que se divide y abajo las imágenes del Arcano 20 según los tres libros señalados:

         2.2.4. EL COMETA HALLEY

         El Cometa Halley es el otro de los fenómenos espaciales más visibles y regulares desde la Tierra. Aparece cada 76 años, tiempo que orbita alrededor del sol, y su importancia reside en que señala el error de diez años que presenta el calendario occidental, el Calendario Gregoriano, a partir de un período histórico que se localiza entre su anulación tras la Revolución Francesa (1789), y posterior instauración por Napoleón (1799).

         La demostración es bien sencilla: si vamos restando 76 años a la fecha de 1986, última aparición del cometa (El 17 de Abril de ese mismo año tuvo lugar el desastre nuclear de Chernobil), llegamos hasta el año 10 de nuestra era y la constatación del mencionado error:

Cometa Halley

El otro argumento que ratifica este dato está encriptado en la Biblia, donde se narra el nacimiento de Cristo cuya fecha se ha establecido como año cero o punto de partida de nuestro calendario occidental. En dicho acontecimiento se resalta un fenómeno espacial visible que sirvió de señal para tal evento, la Estrella de Belén o Estrella de los Magos, pero también se recoge que durante aquel tiempo el Rey Herodes realizó una gran matanza para acabar con la vida de aquel que los profetas vaticinaron iba a destronarle. Lo que la Biblia no especifica es que el tal Herodes era Herodes el Grande que históricamente se sitúa entre los años 73 y 4 a. C., y fue el responsable de la matanza de los santos inocentes; pero que había otro Herodes, Herodes Antipas, hijo de aquel, que también fue tetrarca de galilea entre los años 4 a C. y 39 d. C.. Luego el nacimiento de Cristo tiene que situarse necesariamente en tiempos de éste último y la señal del cielo tuvo que ser el Cometa Halley, puesto que es el único fenómeno espacial constatable por aquellos tiempos, que demuestra así mismo ese error de adelanto en el tiempo histórico y lo sitúa exactamente en el año 10 de nuestra era. Como ratificarán los cálculos más adelante, dicho desfase obtenido con el cometa Halley más los 4 años previos al oficial año cero que marca la fecha de la sucesión de reinado entre Herodes padre e hijo, dan un total de 14 años de variación y sitúa el año cero o nacimiento de Cristo en dicho 4 a C. Esta es otra referencia bíblica a dicho error de 10 años, encriptado en el siguiente pasaje con la palabra diezmo:

         «...18 Entonces Melquisedec, rey de Salem, presentó pan y vino, pues era sacerdote del Dios Altísimo, 19 y le bendijo diciendo: “¡Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de cielos y tierra, 20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos!”. Y diole Abram el diezmo de todo...». (Gn. 14, 18-20)

En términos matemáticos, dicho error de 10 años supone 8' y 20" de retraso en el calculo de la posición del sol dentro del Zodiaco. Si restamos esta cantidad a la ya obtenida de 28º con el cálculo de la precesión (27º 59’ 60” – 8’ 20”), obtenemos una variación de 27º 51' 40". Por tanto, corregido este error obtenemos el punto vernal del equinoccio de primavera en los 2º 08' 20" de Virgo, mientras la posición aparente del Sol en el lado opuesto del mapa zodiacal es en los mismos 2º 08' 20" pero de la constelación de Piscis.

         2.2.5. LOS AÑOS Y LAS 4 FASES DEL PRCESO CREATIVO

         Para ajustar dicho punto vernal respecto al año en que se realiza o materializa, debemos considerar la 4 fases del proceso creativo en la mente humana, que incluyen también la fase 0 inicial de caos, y equivalen por ello a otros tantos períodos de 1 año, 12 meses o 365 días; esto es, cuatro años más que debemos retrasar respecto al año en cuestión. Recordamos que dichas cuatro fases creativas equivalen a los tres días para la resurrección crística en el lenguaje religioso, incluído el día cero que es la muerte entendida como caos inicial, 0 o sueño de Maya representada por el Arcano 3. Si añadimos ahora esos cuantro años a los 10 debidos al cometa Halleyr, obtenemos un retraso acumulado de 14 años, número que representa una generación lunar, cuya referencia bíblica está en el siguiente pasaje Bíblico:

         «...17 Así que el total de las generaciones son: desde Abraham hasta David, catorce generaciones; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce generaciones; desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones....» (Mt. 1, 17).

Teniendo en cuenta que una generación equivale a 2016 años, cifra que se obtine de multiplicar 144 x 14, cada una de las fases suponen un milenio y 16 años, luego dicho pasaje nos refiere otra vez al 2º milenio contado el cero, que es el nuestro, y en el cual renacerá y se encarnará el Cristo en quienes le reciban. No es casualidad que la diferencia entre la cifra que señala el final de la era de Piscis 2160 y el finalizado 2016 oficial nos de otra vez el número solar 144, ratificando que es el número solar que identifica a los elegidos:

         Porque según está escrito, los días han sido acortados en favor de los elegidos para la primera resurrección, y ese mismo 14 que representa el retraso acumulado de 14 años, nos lleva al 2003 como realización o materialización del presente año oficial en curso 2017. Fecha 2017 que no se materializá hasta el 2031. Seguidamente se exponen los cuatro últimos años y su explicación según sendas fases del proceso creativo:

         0. Año 0 o Fase de Caos inicial (0.........1): Periodo de tiempo que va desde el inicio del año [1998 (2012)] hasta su final que da comienzo al año en siguiente [1999 (2013)]. Se completa la realización la Fase 0 de caos del año 2002, el Milenio, Ap. 22 o Arcano 22, El Regreso, que da comienzo a la Fase 1 de Ideación.

         1. Año 1 o Fase de Ideación (1.........2): Periodo tiempo que va desde el comienzo del año [1999 (2013)] hasta su final, que da comienzo al siguiente [2000 (2014)]. Se completa la Fase 1 de Ideación del año 2002, el Milenio, Ap. 22 o Arcano 22, El Regreso, que da inicio a su Fase 2 de Elaboración (Imágenes).

         2. Año 2 o Fase de Elaboración (2.........3): Periodo tiempo que va desde el comienzo del año [2001 (2015)] hasta su final, que da comienzo al 2002 (2016)]. Se completa la fase 2 de Elaboración del año 2002, el Milenio, Ap. 22 o Arcano 22, El Regreso, que da inicio a su Fase 3 de Realización (experiencias).

         3. Año 3 o Fase de Realización (3.........4): Periodo tiempo que va desde el comienzo del año [2002/2016] hasta su final, que da comienzo del siguiente [2003 (2017)]. Termina la Fase 3 de realización del año 2002, Ap. 22 o Arcano 22, El Regreso, con el inicio a la Fase de la Fase 0 de Caos del año 2003, Arcano 23, el labrador. o trabajo de encarnación de la Inteligencia Universal Cosnciente (Cristo) en quienes la reciban.

Dicho retraso de 4 años suponen 3' 20" de variación en el círculo zodiacal, que añadidos a los diez debidos al cometa Halley, nos dan una variación de 11' 40'', para el total de 14 años, que como sabemos es una generación lunar; luna que en el lenguaje arcano representa la mente o psique alumbrada por el sol o conciencia en su proceso creativo. Si restamos esta cantidad a la ya obtenida de 28º 0' 50''con el cálculo de la precesión (27º 60’ 50” – 11’ 40”), nos da una variación acumulada de 27º 49’ 10”. Por tanto, efectuada la rectificación, el punto vernal o equinoccio de primavera se sitúa en los 2º 10' 50" de Virgo, mientras la posición aparente del Sol en el lado opuesto del mapa zodiacal es en los mismos 2º 10' 50" pero de la constelación de Piscis.

         2.2.6. LOS MESES SEGÚN EL INICIO DEL AÑO ZODIACAL EN ARIES (1)

         Para terminar de ajustar al máximo dicho punto vernal respecto al mes del año 2017 en el que se realiza o materializa el 2002, debemos considerar los 3 meses y 18 días, 108 días aprox. de diferencia entre el comienzo del año oficial 1 de Enero, en el signo de Sagitario, y el comienzo del Año Zodiacal con el inicio del signo de Aries, el 17 abril. Dichos 108 días equivalen a un desfase de 15", que añadidos a los 11' 40'' de error anteriores nos da un error total de 11' 55''. Si restamos esta cantidad a la ya obtenida de 28º 0' 50''con el cálculo de la precesión (27º 60' 50” – 11’ 55”), obtenemos una variación total de 27º 48’ 55”. Así, el desfase para el comienzo del año zodiacal en Aries queda en los 2º 11' 05'' para la posción real de la Tierra en Libra, y la aparente del Sol en Aries.

         Por tanto y según dichos cálculos, para el presente 2017, realización del 2003, el inicio de dicho Año Zodiacal en los 0º 00' 01'' de Aries sucede en la fecha del 17 de Abril a las 16 h. 48' aprox., sin considerar del período de azar o incertidumbre inherente a la culminación de ciclo o punto cero de donde se origina la toma de conciencia de dicho evento.

         2.2.7. EL DÍA Y LA HORA SEGÚN EL CERO DEL AHORA

         Porque ese cero es precisamente lo que hasta AHORA escapaba de la comprensión mental y científica, al ser la misma esencia o causa de su existencia, por eso está representado por el Arcano 0 (21), El Loco. Dicho arcano es la conciencia portadora de claves universales que ahora la misma ciencia puede ya comprobar, al contar con la tecnología, Internet, para cotejar toda la información pertinente sobre dichas claves y abrir las puertas que permitan entrar y salir a voluntad del laberinto mental. Así es posible cerrar el círculo y volver a dicho origen, representado por la clave Nun, en vasco ‘dónde’, a la que nos hemos referido ampliamente en las sesiones precedentes, que en el lenguaje religioso se comoce como Dios, Padre o Espíritu, cuya encarnación humana es el Cristo y que en esta tesis designamos como Inteligencia Universal Consciente o síntesis de todas las demas inteligencias o capacidades humanas, cuyo Arcano 22, El Regreso al mundo con la corona ya cpnquistada que es ese mismo cero o nun encarnado y se muestra en el capítulo siguiente.

         «...33 “...Así también vosotros, cuando veáis todo esto, sabed que el ya está cerca, a las puertas. 34En verdad os digo que no pasará esta generación antes de que suceda todo esto. 35El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero aquel día y aquella hora nadie la conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre...”...» (Mt. 24, 33-36)

         «...33 “Estad alerta: Velad, porque ignorais el momento...”...» (Mc. 13, 33)

         Seguidamente comprobaremos como la rectificación de dichos errores resulta insoslayable para ajustar los tiempos y cerrar el círculo evolutivo los dos mundos representados simbólicamente por el Apocalipsis Bíblico y el Calendario Maya.

3
DATOS CIENTÍFICOS EN LA BIBLIA Y EL CALENDARIO MAYA

         Seguidamente vamos a comprobar que los datos fundamentales y las mediciones optenidas actualmente por los astrónomos estaban ya registrados en la criptografía Bíblica y el Calendario Maya, de modo que estamos en el momento de poder unir el comienzo con el final de los tiempos. Y la última aportación científica en este sentido avala dicho argumento, que que demuestra la teoría del Big-Bang, con la captación del espectro de ondas y la vibración sonora primigenia del origen del universo mediante un radio-telescopio situado en la antártida, que situa dicho suceso 14 mil millones de años atrás. Como se puede comprobar esta cifra coincide con el periodo de rectificación temporal de 14 años obtenido para el ajuste de la C.N.E. y no es casualidad, porque nos refiere al Arcano 14, La Templanza o el Alquimista, que contiene la letra hebrea Nun, una de las claves principales de la criptografía bíblica que nos refiere a dicho origen del universo, 0 o caos inicial.

3.1. LA CNE EN LA BIBLIA: A.TESTAMENTO, NUEVO T. Y APOCALIPSIS

         La primera representación de ese símbolo universal que es el círculo como 0 original, es precisamente en la rueda zodiacal, que es común a los calendarios de todas las culturas del planeta y significa tanto el origen como el fin en periodos cíclicos de tiempo. Por eso estaba ya escrito

         «...13 “Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo, el Principio y el Fin. 14 Dichosos los que laven sus vestiduras, así podrán disponer del árbol de la Vida y entrarán por las puertas en la Ciudad.”...» (Ap. 22, 13 - 14)

         3.1.1. La CNE en el Antiguo Testamento: Tenemos la referencia en la ordenación de las 12 tribus de Israel, que son sendas constelaciones del Zodiaco, reLas dosce constelaciones y doce tribusalizada por Moisés y Aarón según mandato de Yavé y en función de los cuatro puntos cardinales:

«1 Yavé habló a Moisés y Aarón diciendo: “Acampen los hijos de Israel cada uno bajo su estandarte:...

...3 Los que habrán de acampar al este: Hacia oriente acampará Judá...

...10 Al sur estará la bandera de Rubén...

...18 Al oeste estará la bandera de Efraín...

...25 Al norte acampará la bandera de Dan...”...» (Nm. 2, 1-30)

En la imagen podemos comprobar como dicha ordenación representa al punto de vista geocéntrico de la rueda zodiacal interior en la CNE, donde la tribu de Judá corresponde a la constelación de Libra; la tribu de Rubén a la de Cáncer; la tribu de Efraím a Aries; y Dan a Capricornio.

         3.1.2. La CNE en el Nuevo Testamento: En el NT la referencia está en los arcano 22: el mundosímbolos asociados a los cuatro evangelistas: el Ángel a Mateo; el toro a Lucas; el león a Marcos; y el águila a Juan. Dichos iconos que pueden verse en las catedrales están representados en el arcano nº 22 del libro de los Siete sellos cuya imagen muestro, y se refieren a su vez a los cuatro puntos fijos de la CNE, el rumbo eterno Leo-Acuario,ya mencionado, y las costelaciomes de Tauro y Escorpio, entre las cuales realizan la X o gran incógnita a descifrar de lo que es el hombre y el Hijo del Hombre, su pasado, presente y porvenir, guardado criptográficamente en dichas escrituras.

         3.1.3. La CNE y el Apocalipsis o revelación: Aquí las referencias se encuentra en el capítulo 7:

          «...4 Y oí el número de los sellados de todas las tribus de los hijos de Israel: ciento cuarenta y cuatro mil: 5 de la tribu de juda, docemil sellados; de la tribu de Rubén, doce mil sellados...8...de la tribu de Benjamín, doce mil sellados...» (Ap.7, 1-8)

En el se habla de los sellados por cada tribu dando una cifra astronómica clave que cotejaremos en el siguiente apartado y significa un ciclo solar o de conciencia completo, que se obtiene al multiplicar las 12 constelaciones por los 12 meses del año: Así, 12x12=144 (Ver apartado sobre los siglos y el error de medición histórico).

         Y en el capítulo 21, representado por el Arcano 21, la Transmutación, que es otra descripción de la Rueda Zodiacal o Carta de Navegación Estelar en referencia al alma, ego, mente o sique, engalanada y transmutada como novia para recibir al esposo, el Espíritu o Inteligencia Universal (Eros) que va a ecarnarse en hombre y mujer como una sola carne. Símbolo de cuya encarnación es la piedra cúbica que se puede apreciar en el centro de dicha CNE y a la que se alude en el versículo 16 como ciudad cuyas tres dimensiones miden lo mismo (Ver Carta de Navegación Estelar):

         «...9 Entonces vino uno de los siete Ángeles que tenían las siete copasllenas de las siete últimas plagas y me habló diciendo: ”Ven, que te voy aenseñar a la Novia, a la Esposa del Cordero.” 10 Me trasladó en espíritu a un monte grande y alto y me mostró la Ciudad Santa de Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios. 11 Y tenía la gloria de Dios. Su resplandor era como el de una piedra muy preciosa, como jaspe cristalino. 12 Tenía una muralla grande y alta con doce puertas; y sobre las puertas, doce Ángeles y nombres grabados, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; 13 al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al mediodía tres puertas; al occidente tres puertas...16 La ciudad es un cuadrado: su largura es igual a su anchura. Midió la ciudad con la caña, y tenía 12.000 estadios. Su largura, anchura y altura son iguales. ”...» (Ap. 21, 9-22)

3.2. LAS CIFRAS CLAVE DE LA PRECESIÓN EN LA BIBLIA Y EL CALENDARIO MAYA

         La siguiente tabla comparativa muestra la correspondencia exacta entre los datos astronómicos de la precesión, las cifras claves de la criptografía bíblica y el sistema de computación del calendario Maya:

 

CIFRAS CLAVE DE LA PRECESIÓN EN LA BIBLIA Y EL CALENDARIO MAYA
Astronomía: Datos de Precesión Cifras Bíblicas Calendario Maya
Retraso de la Tierra en su periplo zodiacal anual alrededor del Sol: 50" por año

«...23Abrahán le abordó y le dijo: “¿Así que vas a borrar al justo con el malvado? 24Tal vez haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Vas a borrarlos sin perdonar a aquel lugar por los cincuenta justos que hubiere dentro?...”...» (Gn. 18, 23-24)

«...14Pues había como cinco mil hombres.Él dijo a sus discípulos: “Haced que se acomoden por grupos de unos cincuenta...”...» (Lc. 9, 14)

blanc«...57Entonces los judíos le dijeron: “¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abrahán?” 58Jesús les respondió: “En verdad, en verdad os digo: antes de que Abrahán existiera, Yo Soy”...;» (Jn. 8, 57-58)

1º en 72 años

10. Misión de los setenta y dos discípulos. «.1Después de esto, designó el Señor a otros setenta y dos y los envió por delante, de dos en dos, a todas las ciudades y sitios adonde él había de ir. 2Y les dijo:“La mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies...”...» (Lc. 10, 1-2)

Cada baktun: 20 sub-ciclos o katun de 7.200 días
2º en 144 años

«...4Y oí el número de los marcados con el sello ciento cuarenta y cuatro mil sellados, de todas las tribus de los hijos de Israel...» (Ap. 7, 2-4).

«...3...Ninguno podía aprender el cántico, a excepción de los ciento cuarenta y cuatro mil rescatados de la tierra. 4Estos son los que no se mancharon con mujeres, pues son vírgenes...« (Ap. 14, 1-5)

13 baktunes o sub-ciclos de 144.000 días
Comprende un ciclo de 5.125 años o 1.872.000 días que termina en el 2012
28º en 2016 años

«...3 Pero haré que mis dos testigos profeticen durante 1260 días, cubiertos de sayal...» (Ap. 11, 3).

«...3 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser allí alimentada 1.260 días...« (Ap. 12, 6)

30º en 2.160 años
360º en 25.920 años

3.3. LA UNIÓN DE LOS DOS MUNDOS EN EL FIN DE LOS TIEMPOS: COINCIDENCIAS ENTE EL APOCALIPSIS Y EL CALENDARIO MAYA

         Vamos a ver estas coincidencias a través de la siguiente tabla, donde se muestran los 22 capítulos del Apocalipsis y su correspondencia con los arcanos de los tres libros que se abren, Tarot de Marsella o Libro del Mundo, Tarot Esotérico o Libro de los Siete Sellos y Tarot Egipcio o Libro de la Vida; las fechas oficiales de los calendarios Gregoriano; y los años de realización de las misma previa rectificación de los errores de medición ya explicados en el capítulo anterior. Esto explica porque los sucesos reales no se han correspondido con muchos de los vaticinios referentes al Final de los Tiempos:

LA UNIÓN DE LOS DOS MUNDOS EN EL FIN DE LOS TIEMPOS: COINCIDENCIAS ENTE EL APOCALIPSIS Y EL CALENDARIO MAYA
Apocalipsis Arcano Mayor Realizado Calendario Gregoriano y Maya Rectificación 14 años (Año Realizado)
Cap. 6 Arcano 6: Los Enamorados, Los Dos Caminos, La Indecisión 2000 2000 - 14 = 1986 (Generación del cometa Halley)
Cap. 7   2001  
Cap. 8   2002  
Cap. 9   2003  
Cap. 10   2004  
Cap. 11   2005  
Cap. 12   2006  
Cap. 13   2007  
Cap. 14 Arcano 14: la Templanza 2008 2008 - 14 = 1994
Cap. 15 Arcano 15: El Diablo, Aker, la Pasión 2009 2009 - 14 = 1995
Cap. 16 Arcano 16: La Torre, La Fragilidad 2010 2010 - 14 = 1996
Cap. 17 Arcano 17: La Estrella, La Esperanza 2011 2011 - 14 = 1997
Cap. 18 Arcano 18: La Luna, El Crepúsculo 2012 2012 - 14 = 1998
Cap. 19 Arcano 19: El sol, La Inspiración 2013 2013 - 14 = 1999
Cap. 20 Arcano 20:El ciclo, El Juicio, La Resurrección 2014 2014 - 14 = 2000
Cap. 21 Arcano 21: El Loco, La Transmutación 2015 2015 - 14 = 2001
Cap. 22 Arcano 22: El Mundo, El Regreso 2016 2016 - 14 = 2002
Arcano 23: El Labrador 2017 2017 - 14 = 2003

         De todas las fechas que presenta la tabla señalamos 5 fechas recientes por los sucesos destacados de repercusión mundial a que han dado lugar, y especialmente la correspondiente al año en curso 2014, materialización del 2000, cuyos arcanos según los tres libros abiertos ya hemos presentado en el apartado sobre los siglos y el error de medición histórico:

         La primera es la fecha oficial 2000, año de innumerables vaticinios del Fin de los Tiempos que no se cumplen, porque en realidad era la realización del 1986, año de paso el cometa Halley trayendo la semilla de una nueva generación, y el fatídico accidente nuclear de Chernobil, indicadores ambos de la inviabilidad de la fisión nuclear y el comienzo de la utilización de otras fuentes de energía como las energías renovables y la investigación en fusión nuclear.

         La segunda, 2008, marca el comienzo de la crisis financiera, y corresponde a la materialización del año 1994.

         La tercera 2012 es famosa por la posible realización de la profecía Maya del Fin de los Tiempos, que también lleva al desengaño, por que no se la reconoce como la materialización del año 1998 obtenido de la operación cabalística con el 666, número de la bestia, que si es el indicador del principio del fin.

         El cuarto es el año oficial 2014, que como se ha podido comprobar, indica la materialización del año 2000, o Milenio, y el Siglo XX, y respresenta el Ap. 20, el milenio, con la realización del arcano del mismo número según los tres libros ya señalados: el Ciclo, según el Libro de los siete Sellos, que es el Juicio en el libro del mundo o Tarot de Marsella y la Resurrección en el Libro de la Vida o Tarot Eguipcio, cuyas imágenes están en el capítulo anterior (Ver los siglos y el error de medición histórico ).

         El quinto es el finalizado año oficial 2016, realización del 2002, e indicador el fin de un ciclo lunar que se obtiene de multiplicar el número solar 144 por el número lunar 14, representación del arcano 14, la templanza. Su significado es el hombre y mujer que empiezan a trabajar con la Inteligencia Universal Consciente del alquimista para renacer como personas, al transmutar su alma, ego, mente o sique lunar con el oro de la conciencia, yo soy persona ahora. Por eso es la realización del arcano 22, que representa el comienzo de la encarnación del Hijo del hombre o regreso de dicha Inteligencia Universal en aquellos que la reciban, para volver a hacer la gran obra del paraíso en la Tierra que comenzará a materializarse a partir del 2030 = 2016 + 14:

144 x 14 = 2.016, fecha de nuestro tiempo que es la realización del año 2002, representación al Arcano 22: El Regreso

          Por eso dicha fecha 2016, alterada cabalísticamente nos lleva al capítulo 12 del Apocalipsis donde se encuantra la cifra indicadora de los días que había de estar la mujer en el desierto: 1260 días:

         «...5 La mujer dio a luz un Hijo varón, el que ha de regir a todas las naciones con cetro de hierro; y su hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta su trono 6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser allí alimentada 1.260 días.7 Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron,...» (Ap.12, 5-7)

arcano 22: el mundo

         Por último destacamos el presente año oficial 2017, materialización del 2003 y cuyo arcano correspondiente es el nº 23, El Labrador. Primero de los arcanos menores del Libro de La Vida que representa el trabajo para el inicio de dicha encarnación o materialización del Cristo entre los elegidos que harán la obra del Paraíso en el Planeta Tierra, que es La Tierra Prometida.

         Quien haya comprobado con rigor los datos que se manejan en este documento podrá comprender el porqué de la desilusión de muchos, esperando un despertar, tras el esperado final del Ciclo Maya. La misma palabra Maya, es una de las claves vascas importantes del texto bíblico que significa ‘mesa’ y en sánscrito ‘ilusión’, teniendo por arcano el nº 3, la emperatriz, Maia.

         El significado ‘mesa’ se refiere tanto a la tercera persona del verbo en español mesar, referido a as vanas ilusiones, como a la mesa de trabajo para aprender este Lenguaje Universal de la Conciencia encriptado, indispensable para el despertar o resurrección, porque propicia la toma de conciencia del tiempo en que vivimos y el caos (0) que lo caracteriza, del que nace esa misma conciencia (1) de la ilusión o espejismo del mundo. Ilusión que se tornará en desilusión para quienes llevados por su ignorancia u orgullo hayan pretendido despertar sin realizar dicho aprendizaje; ésto es, sin reconocer que estaban ya «dormidos o muertos»:

         «...38 Entonces le interpelaron algunos escribas y fariseos: “Maestro, queremos ver una señal hecha por ti.” 39 Mas él les respondió: “¡Generación malvada y adúltera! Una señal pide, y no se le dará otra señal que la señal del profeta Jonás. 40 Porque de la misma manera que Jonás estuvo en el vientre del cetáceo tres días y tres noches, así también el Hijo del hombre estará en el seno de la tierra tres días y tres noches. 41 Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás; 42 La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con esta generación y la condenará; porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón...”...» (Mt. 12, 38 - 42).

 

blogger visitor
counter